Utilice la relación actual para evaluar la capacidad de su empresa para cumplir con sus obligaciones financieras. Calcule la relación dividiendo los activos corrientes por los pasivos corrientes; Ambas cifras son del balance. Los activos y pasivos son "corrientes" si son cobrables o pagaderos dentro de un año.A todo este proceso se le conoce con el nombre de calculo de ratios financieros